sábado, mayo 22, 2010

COPIAPO, MISA SEPTIMO ANIVERSARIO

El domingo 16 de mayo, nuestra comunidad de Madrugadores de San Francisco, celebró nuestro septimo aniversario, en una celebración Eucaristica, llena de momentos especiales, como los testimonios de nuestros Fundadores,saludos desde Santiago, de quien fuera nuestro guía hasta el mes de Enero del 2010, Padre Maurizio Bridio y por supuesto la entrega del tradicional poleron a nuestro nuevo guía, Padre Fabrizio Restante. Compartimos una muestra de esa celebración.
video

sábado, mayo 15, 2010

Saludo de Aniversario Padre Maurizio Bridio

Queridos hermanos Madrugadores: ¡¡ FELIZ ANIVERSARIO !!

Desde lejos me uno a ustedes para dar gracias al Señor por estos 7 maravillosos años en los cuales hemos crecidos juntos, construyendo amistades y estrechando afectos profundos.

Doy gracias a Dios por aquel día en que hemos iniciado este camino porque ha entrado, en la parroquia San Francisco, una corriente de gracia y de amor que sigue viva hasta el día de hoy.

Me he sentido privilegiado con ustedes por el profundo respeto que siempre han manifestado hacia mi persona pero, de manera especial, por el gran cariño que me han tenido.

Me ha hecho bien, a lo largo de estos años, su amistad y haber compartido con ustedes el camino de la fe con las alegrías y las dificultades, con las características propias de una espiritualidad varonil.

He vibrado de emoción cada vez que hemos cantado a nuestra Madre María el “Dios te salve…” pensando a la alegría de María en el escuchar esas voces varoniles que le cantaban con amor y entusiasmo.

Me he emocionado muchas veces cuando en el desayuno he escuchado alguien de ustedes hablar, con el corazón, de su vida, de sus problemas y de sus dolores: la sencillez de esos testimonios me llegaban en la profundidad del alma y me han ayudado a fortalecer mi vocación sacerdotal y a entregarme más al servicio de la comunidad.

Ruego al Señor y a nuestra Madre para que no se cansen de seguir caminando y ofrecer así a otros hombres este espacio de vida: que puedan recibir lo que yo he recibido por tantos años: amistad y amor.

Gracias porque me han hecho sentir parte de la familia de los madrugadores y me siento orgulloso de seguir diciendo “soy un madrugador de San Francisco”.

Gracias a todos ustedes y Feliz Aniversario

p.Maurizio

lunes, mayo 10, 2010

COPIAPO, LA SONRISA DE CRISTO

HERMANOS: Compartimos el tema de reflexión de nuestra última madrugada preparado por Rodrigo Ovando

Momento 1. “Te Saqué la Foto”

Observemos estas fotografías por algunos instantes…guarda en tu corazón lo que estás escuchando

clip_image002[4]clip_image004

clip_image006clip_image008

Momento 2. “La Buena Noticia”

Lucas 9. 28-36

Unos ocho días después de estos discursos, Jesús tomó a Pedro, a Santiago y a Juan y subió a un cerro a orar. Y mientras estaba orando, su cara cambió de aspecto y su ropa se volvió de una blancura fulgurante…

…Estaba todavía hablando, cuando se formó una nube que los cubrió con su sombra, y al quedar envueltos en la nube se atemorizaron. Pero de la nube llegó una voz que decía: “Este es mi Hijo, mi Elegido; escúchenlo”

Juan 14. 6-7

Le dice Jesús: “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”. Nadie va al Padre sino por mí. Si me conocéis a mí, conoceréis también a mi Padre; desde ahora lo conocéis y lo habéis visto

Juan Pablo II. Encuentro con los Jóvenes. Estadio Nacional. 1987

“…Mirad al Señor con ojos atentos y descubriréis en Él el rostro mismo de Dios…”

clip_image010

Momento 3. Miremos a Jesús

Miremos a un hermano Madrugador y mientras conversemos tratemos de ver a Jesús en sus ojos, en sus labios, en su piel, en sus manos, en lo que nos dice…

Momento 4 ¿Qué pasó?

Momento 5 y final. Oración

Aquí estoy, Señor

Con mis proyectos y limitaciones

Aquí estoy con mis éxitos y mis fracasos.

Aquí estoy con mi fe y mis dudas.

Aquí estoy con mis alegrías y dificultades

Aquí estoy con mi generosidad y mis pecados.

Señor:

Tu me llamas a responder a tus llamados,

Hazme conocer tu voluntad,

Indícame el camino a seguir,

Esclarece mi inteligencia, abre mi corazón y suscita en mi

La voluntad de decir generosamente

Aquí estoy, Señor

Amén